Países bajos- Fanáticos de las croquettes y kroketten

Buscando expandir mis conocimientos "croquetiles", he tenido la suerte de encontrar croquetas en muchos países de los que he visitado, donde existen versiones locales. Así en Bélgica uno encuentra las de camaroncitos, unos diminutos crustáceos que a algunos les parecen como gusanos o los locales que se matan por comerlos y que venden a precio de oro y unas croquetas de forma cuadrada o rectangular rellenas de una mezcla de quesos bien cremoso, sabroso y fundido.Pero las croquetas que hacen son perfectas: cremosas por adentro y con una capa elástica y crujiente por afuera.

En Holanda no me llamaron mucho la atención. Las de camarones muy similares a las de Bélgica, y las de carne (ragout para ser precisos) no tuve mucha suerte en encontrar las mejores.

Las venden en estaciones de tren y en la calle en máquinas de vending y se las comen dentro de un pan. Bueno, a ellos les gustan así

Fijándose en los precios, hay una gran diferencia entre pagar 1 euro o 5 croquetas por una croqueta, pero probadas ambas, hay una diferencia notable en calidad. Por cierto, la de 5 euros frita y con una rodaja de limón y un perejil, subía a 6,5.


Featured Posts
Posts are coming soon
Stay tuned...
Recent Posts