Según Bono de U2, es la mejor croqueta que existe.